Cómo alcanzar el éxito EN LA SOCIEDAD

Hace unos días estudié vagamente La teoría del medallón de Machado de Assis, pues planeo traducirla, y como con casi todos los escritos de Machado, quedé pensativo con respecto a lograr ser reconocido y apreciado por los demás.

¿Alguna vez has aparentado ser un excelso adorno, compuesto de buenos valores, virtudes y creencias?

Hay motivos para hacerlo, uno de ellos sería encajar o pertenecer a un grupo, otro podría ser por el placer de estudiar las reacciones de las personas, y mucho otros que puedas encontrar si le das algo de tiempo. Al fin y al cabo, somos seres sociales, aunque no sabemos ciertamente hasta que punto, porque también somos seres solitarios, aunque no sabemos aprovechar el estar solos —espero equivocarme.

En La teoría del medallón, aparentar parece ser la única forma de ser exitoso en la sociedad, pues ir en contra de lo normal y aceptado es ir derechito hacia el fracaso en la sociedad (un fracaso instigado, mas no totalmente verdadero). Y no se trata de un aparentar tan sencillo, pues para ser un medallón se tiene que vivir con austera ignorancia de uno mismo, y aceptar esa ignorancia como si se tratara de una diosa de la felicidad; un medallón requiere someterse a la sociedad y reprimir sus verdaderas opiniones, sentimientos y deseos porque es mejor ceder ante lo que la mayoría opina, siente y desea.

Aunque en este cuento el autor se enfoca en el éxito en la política y la burguesía, también puede aplicarse a cualquier otro ámbito de la vida social. Por lo general, salvo pocos casos, un político necesita de la aprobación del pueblo, un mercader de la aprobación del demandante, un escritor de la aprobación de una editora y de los lectores, un esposo de la aprobación de su esposa, y viceversa, un estudiante de la aprobación de sus maestros. Aprobación que no es esencial, por supuesto, pero que es imprescindible justamente para tener éxito en otros ojos.

Y es ese contacto con los otros lo que nos distancia de nosotros mismos, ¿para qué estar contento conmigo mismo si es más fácil hacer que el resto genere ese contento en mí? ¿Y por qué sería eso más fácil? Pues así no tendríamos que ensimismarnos, así no tendríamos que estar solos, y luego estar tristes, así evitaríamos la exploración interna, que es inútil.

Por eso, según la opinión del padre que aconseja a su hijo sobre cómo alcanzar el éxito, es necesario evitar la reflexión, el pensamiento libre, el cuestionamiento del mundo, la curiosidad… aferrándose a la monotonía, al equilibrio común, a lo conocido.

Ser un medallón no me parece una mala manera de vivir, de hecho, hasta me serviría para mejorar mi estado financiero porque hace las cosas menos complicadas, pero mis otros propósitos de vida me apartan de seguir este modelo. ¿Pero tú qué opinas?

Puedes apoyarme compartiendo esta publicación con algún medallón consumado que conozcas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: